La Opinión: Demócratas urgen a USCIS atender retrasos en renovación en el programa DACA ante amenazas de Trump

Por Armando Hernández

Los beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) viven momentos de incertidumbre tras informes de que muchos solicitantes de renovación de DACA han esperado más de cinco meses para que sus solicitudes sean procesadas este año fiscal.

Ante la compleja situación de que los tiempos medios de procesamiento de USCIS se duplicaron desde el año fiscal 2022 al año fiscal 2023, y hasta ahora en el año fiscal 2024 son un 90 por ciento más largos en el periodo anterior, el senador demócrata por California Alex Padilla, presidente del Subcomité Judicial del Senado sobre Inmigración, Ciudadanía y Seguridad Fronteriza, levantó la voz.

Junto al líder de la mayoría del Senado estadounidense, Dick Durbin, presidente del Comité Judicial del Senado, junto con 26 legisladores, instaron a la directora de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), Ur M. Jaddou, a proteger a los beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y procesar las solicitudes de renovación de manera oportuna.

“El programa DACA ha brindado a más de 834,000 Dreamers la oportunidad de seguir una educación superior y carreras significativas mientras permanecen en el único hogar que han conocido. Le agradecemos sus esfuerzos para fortalecer el programa DACA a través de la elaboración de reglas y por la defensa de esa regla por parte del Departamento de Seguridad Nacional en litigios”, escribieron los senadores.

“A pesar de estos importantes esfuerzos, los beneficiarios de DACA enfrentan una incertidumbre significativa dados los litigios que cuestionan el programa y las amenazas del candidato presidencial Donald Trump de poner fin al programa. Los retrasos en el procesamiento de las renovaciones se suman a la inestabilidad e incertidumbre que los beneficiarios de DACA ya enfrentan cada día”, insistieron.

Cabe recordar que a su llegada a la presidencia, Donald Trump buscó poner fin a DACA, un programa de Barack Obama que protegía de la deportación a miles de indocumentados, situación que la Corte Suprema no permitió, por lo que su tentativo retorno a la Casa Blanca supone un nuevo riesgo para los beneficiarios, pero sobretodo, a los solicitantes, quienes sigue a la espera de su resolución.

Según datos oficiales, el tiempo medio de procesamiento es de año y nueve meses para renovaciones en el año fiscal 2024 hasta el momento es el más alto desde el año fiscal 2017.

Sin embargo, los datos de USCIS también muestran aumentos significativos en los volúmenes de solicitudes pendientes, a su total más alto en tres años, sin olvidar que para 150,000 beneficiarios activos de DACA expirará entre marzo y septiembre de este año, lo que probablemente resultará en un número significativo de nuevas solicitudes de renovación.

Los senadores citaron varias formas en que los beneficiarios de DACA, sus empleadores y sus familias enfrentan interrupciones significativas debido a estos retrasos en el procesamiento. Además, los beneficiarios de DACA acumulan presencia ilegal durante el período entre la expiración de su estatus y la adjudicación por parte de USCIS de sus solicitudes de renovación, incluso cuando presentan la solicitud mucho antes de esa expiración. Esto puede tener importantes consecuencias negativas para ellos, incluida la posibilidad de hacerlos no elegibles para otros beneficios según nuestras leyes de inmigración.

Para reducir esta incertidumbre para los beneficiarios de DACA, los senadores instaron a USCIS a hacer un “esfuerzo concentrado” para reducir los casos pendientes y los tiempos de procesamiento de las solicitudes de renovación de DACA.

Al mismo tiempo, solicitaron que USCIS inicie el período de DACA de un solicitante de renovación aprobado en la fecha de vencimiento del período anterior, en lugar de la práctica actual de comenzar el período de renovación a partir de la fecha de aprobación, para evitar daños indebidos a los beneficiarios de DACA y reflejar el enfoque de USCIS. para gestionar la renovación o extensión de otros beneficios migratorios.

“Más de 800,000 Dreamers se han presentado y han recibido DACA desde 2012, lo que les ha permitido contribuir más plenamente a su país como maestros, enfermeras, médicos, ingenieros y propietarios de pequeñas empresas. El año pasado, la Administración Biden emitió una regulación que fortalece y fortalece el programa DACA”, enfatizaron.

“Los dreamers están protegidos de la deportación por ahora, pero debido a demandas de republicanos extremistas del MAGA, su destino está en manos de un juez designado por los republicanos que ha declarado repetidamente que DACA y otros programas similares son ilegales”, sentenciaron.

Lee el artículo completo aquí.

Print
Share
Like
Tweet
This site is registered on wpml.org as a development site.